Información para el paciente
9 consejos para reducir el sodio
El control del sodio en el paciente con enfermedad Renal Crónica es crucial para evitar la hipertensión, la retención de líquidos y la progresión de la enfermedad renal. 

Al seguir estos consejos para reducir la cantidad de sodio que consume, su “gusto” por la sal disminuirán gradualmente, por lo  que con el tiempo, ¡puede que ni la extrañe!

1. Prepare su propia comida. No le añada sal a los alimentos antes o mientras los cocina, y limite el uso del salero en la mesa.

2. Añada sabor sin añadir sodio. Use hierbas y especias, en vez de sal, para sazonar sus alimentos. Pruebe el romero, el orégano, la albahaca, el curry en polvo, la pimienta, el jengibre, el ajo fresco o el polvo de ajo (no la sal de ajo), el vinagre y las mezclas de condimentos sin sal.

3. Consuma alimentos frescos. Compre aves, carne de cerdo y carne magra fresca o congelada (no procesada), en vez de carnes enlatadas, ahumadas o procesadas, como los embutidos y el picadillo de carne. Los alimentos frescos son generalmente más bajos en sodio. Además, mire el empaque de la carne fresca y las aves para ver si se ha añadido agua salina.

4. Cuidado con los vegetales. Compre vegetales frescos, no precocidos.

5. Enjuague los alimentos enlatados. Enjuague los alimentos enlatados que contengan sodio, como el atún, los vegetales, y los frijoles, antes de usarlos. Esto elimina parte del sodio.

6. Examine los productos lácteos. Elija leche y productos lácteos sin grasa o bajos en grasa, como la leche, el yogurt, el queso y las bebidas de soya fortificadas (comúnmente conocidas como leche de soya), en vez de productos a base de quesos procesados o quesos para untar, los cuales contienen más sodio.

7. Escoja meriendas sin sal. Elija frutos secos y semillas sin sal, o en su lugar, coma palitos de pepino o jícama.

8. Tenga en cuenta los condimentos. El sodio en la salsa de soya, el ketchup, los aderezos para ensaladas y los sobres de condimentos puede llegar a ser muy alto. 

9. Pregunte en los restaurantes. Pida que le muestren la información nutricional en los restaurantes y elija una opción con menor contenido de sodio.

Pida que le preparen la comida sin sal y que las salsas y los aderezos para las ensaladas se los sirvan aparte, para así usar menos cantidad. También puede reducir el tamaño de su porción: ¡menos cantidad de comida significa menos sodio! Por ejemplo, pídale al mesero que le empaque la mitad de la comida antes de que llegue a la mesa o comparta un plato principal con su acompañante.


Autor L.N. Jesús Bañuelos Magaña

Centro Médico Puerta de Hierro Norte Boulevard Puerta de Hierro #5150
Planta baja, Torre A.
Zapopan, Jalisco. CP 45116

Centro Médico Puerta de Hierro Sur Piso 10, consultorio 103.
Av. Adolfo López Mateos #1401 Col. Las Amapas, C.P. 45647
Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, México.

Contacto Administrativo: info@cemer.mx Contacto Médico: drlibrado@cemer.mx
drjuanluis@cemer.mx Teléfono de consultorio: 3315222000
3316558014 Urgencias: Dr. Librado de la Torre Campos (044) 3338083571 Dr. Juan Luis Contreras Rodríguez (044) 3338937616