Información para el paciente
Llevando nuestro nuevo riñón a casa. 1: Introducción
Y después del trasplante ¿Qué sigue?
Después de un largo proceso desde la detección de la enfermedad en tus riñones, la diálisis y el protocolo para el trasplante, por fin llegó el momento, el día de tu trasplante; todo sale como se esperaba, duras entre 4 y 6 días en el hospital y es momento de regresar a tu casa, parece que la pesadilla acaba, pero es aquí cuando inicia otra etapa en tu vida: la vuelta a la normalidad y con ella la adaptación a la vida cotidiana.
 
Fuera del hospital, el paciente deja de estar bajo control del personal de enfermería y de los médicos y pasa a ser el responsable absoluto del seguimiento de su trasplante.
 
Durante las primeras semanas debe de llevar una vida muy ordenada, pero a la vez relajada. En esta etapa surge una mezcla de alegría por la nueva situación, pero al mismo tiempo, incertidumbre por lo que pueda llegar a pasar.
 
Ya estando en casa debe de desarrollar una vida lo más normal posible. A partir de ese momento se debe de cuidar más que nunca y sobre todo comunicar cualquier posible incidencia a sus médicos.
 
Es importante iniciar de inmediato una adecuación progresiva al ritmo normal de vida, el paciente siempre debe de:
  - Seguir las instrucciones de sus médicos de trasplante.
  - Tomar todos sus medicamentos a las horas indicadas
  - Descansar las horas necesarias.
  - Evitar la ingesta excesiva de alimentos y el sobrepeso.
  - NO FUMAR.
  - No consumir alcohol.
  - Realizar ejercicio físico moderado.
  - Reiniciar las actividad laboral tan pronto sea posible y sus fuerzas lo permitan.
  - Acudir a todas las revisiones.
  - Confiar en su médico de trasplantes.

En este momento también es muy importante el apoyo que pueda recibir de otras personas que han recibido un riñón y que han pasado por estas experiencias.
 
Durante las primeras semanas, deberá de anotar diariamente su temperatura, pulso, presión arterial y peso.
 
Temperatura: Cheque y registre su temperatura en el momento que sienta frío, calor, dolor o que se sienta enfermo. Esto puede ser la primera señal de infección. Si su temperatura supera los 38ºC  en cualquier momento, notifique a su médico en seguida. Esto se considera una emergencia, porque su temperatura puede indicar que usted tiene una grave infección o un rechazo.
 
Presión Arterial: Es importante que usted sepa su presión arterial normal, cambios normales, y cuando debe preocuparse. Muchos de los medicamentos usando durante y después de trasplante puede aumentar la presión arterial. Si usted tiene dolor del pecho o dificultades para respirar, llame a una ambulancia y vaya a la sala de emergencia más cercana. NO INTENTE conducir usted mismo, solicite que alguien conduzca su vehículo.
 
Peso: Es posible que le pidan que se pese en una báscula común a la misma hora todos los días (después haber ido el baño en la mañana).  Si usted aumenta más de un kilogramo por día, es posible que esta reteniendo líquidos. Reporte esto a su equipo de trasplante.
 
Pulso: El pulso puede ser modificado por alguno de los medicamentos que este tomando. También puede estar aumentado como respuesta a una infección o rechazo. Reporte cuando sobrepase de 100 pulsaciones por minuto.
 
Es importante también anotar las posibles preguntas, observaciones o dudas para comentarlas con su médico en la consulta.
Autor Dr. Librado de la Torre Campos - Nefrología y Medicina del Trasplante

Centro Médico Puerta de Hierro Norte Boulevard Puerta de Hierro #5150
Planta baja, Torre A.
Zapopan, Jalisco. CP 45116

Centro Médico Puerta de Hierro Sur Piso 10, consultorio 103.
Av. Adolfo López Mateos #1401 Col. Las Amapas, C.P. 45647
Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, México.

Contacto Administrativo: info@cemer.mx Contacto Médico: drlibrado@cemer.mx
drjuanluis@cemer.mx Teléfono de consultorio: 3315222000
3316558014 Urgencias: Dr. Librado de la Torre Campos (044) 3338083571 Dr. Juan Luis Contreras Rodríguez (044) 3338937616