Información para el paciente
Llevando nuestro nuevo riñón a casa. 3: Actividad Sexual
Los pacientes con enfermedades crónicas, como la Insuficiencia Renal Crónica, a menudo notan una disminución en su deseo y en función sexual. Además, algunos medicamentos pueden causar disminución del libido sexual y/o impotencia. Después de un trasplante
Los pacientes con enfermedades crónicas, como la Insuficiencia Renal Crónica, a menudo notan una disminución en su deseo y en función sexual. Además, algunos medicamentos pueden causar disminución del líbido sexual y/o impotencia. Después de un trasplante exitoso, con la sensación generalizada de bienestar, esto puede cambiar. En los pacientes trasplantados, la actividad sexual en general está permitida cuando se sientan mejor, aproximadamente, unas cuatro semanas después de su trasplante.
 
Cuando retome su actividad sexual recuerde protegerse siempre de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Se recomienda a los receptores de trasplantes que usen condones durante la actividad sexual, para ayudar a prevenir la transmisión de ciertos virus como el citomegalovirus (CMV), el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y especialmente el virus herpes simplex (HSV),
 
No se recomienda tener sexo oral si hay posibilidades de contraer herpes, especialmente si su pareja ha tenido herpes genital o bucal anteriormente. Si nota algún tipo de llaga o úlcera en la boca, en el área genital o en el ano, debe decírselo a su médico. Los receptores de trasplantes corren mayor riesgo de contraer este virus, que puede ser tratado fácilmente con la medicación adecuada.
 
Después de un trasplante, a menudo los hombres y mujeres recuperan su función sexual anterior, pero no siempre. Si tiene un problema, puede estar relacionado con los medicamentos que está tomando, o con alguna otra causa tratable. Recuerde que no está solo, y que hay opciones disponibles para usted. Si usted y su compañero/a están pensando en tener hijos, consúltelo primero con el equipo de trasplante. 


PARA MUJERES:
 
  • Hable con su médico sobre anticoncepción. Si está pensando en tener hijos, háblelo con su médico PRIMERO. La decisión de tener hijos se ve influida por muchos factores, y junto con su médico, usted podrá decidir qué es lo mejor para usted y cuánto debería esperar después de su trasplante para quedar embarazada. El embarazo puede ser dañino para su trasplante y para usted si ocurre demasiado pronto después de la cirugía.El bebé también puede verse afectado por los medicamentos inmunodepresores que usted tome. El tipo de anticoncepción que utilice se ajustará según ciertos factores para cada mujer.
  • Los autoexámenes de mamas de rutina, mamografías y Papanicolaou son las tres herramientas más importantes que tiene una mujer para detectar en forma temprana el cáncer de mama y de útero. Hágase un autoexamen de mamas todos los meses aproximadamente una semana después de menstruar. Si no sabe cómo hacerlo, hable con su equipo de trasplante.
  • Cada año siguiente a un trasplante, debe hacerse un Papanicolaou, y un examen pélvico con un su ginecólogo (especialmente si se trata de mujeres sexualmente activas).
  • Los exámenes ginecológicos anuales ayudan a evitar los diferentes tipos de cáncer de cuello de útero, que son más comunes después de los trasplantes debido a los virus HPV que pueden causar cáncer de cuello de útero y verrugas cutáneas.
  • Se recomienda hacerse una mamografía por año a partir de los 40. Este es un método de detección para cáncer de mama.
 
En las mujeres trasplantadas, cualquier embarazo será considerado de “alto riesgo” y requiere atención especial del ginecólogo y el obstetra a cargo de sus cuidados. Necesitará controles atentos durante todo su embarazo.
 
 
PARA LOS HOMBRES:
 
Algunos temas importantes para hombres que han recibido un trasplante son:

  • Autoexámenes mensuales de los testículos; si no está seguro de cómo hacerlo usted, hable con su médico o enfermera del equipo de trasplante para pedirles instrucciones.
  • Los hombres de más de 50 años de edad deben hacerse exámenes de próstata una vez por año después de los 50, como método de detección del cáncer de próstata.
  • Infecciones de transmisión sexual: Muchos virus pueden transmitirse durante las relaciones sexuales. Algunos de los virus que se transmiten a través de la actividad sexual son: citomegalovirus (CMV), virus de inmunodeficiencia humana (VIH), virus de herpes simplex (HSV) y virus de papiloma humano (HPV). Para las adolescentes y las mujeres ahora hay una vacuna que previene algunas formas de HPV; hable con su médico sobre si le conviene recibir esta vacuna.
 
Si nota llagas en su boca, en el área genital o en el ano, es necesario que se lo haga saber a su equipo de trasplante. Éstas podrían ser los primeros síntomas de una infección de HSV. Los receptores de trasplantes son más susceptibles a estos virus debido a los inmunodepresores. Hay tratamiento: cuanto antes se inicie el tratamiento, más rápido se mejorará.
Autor Dr. Librado de la Torre Campos - Nefrología y Medicina del Trasplante

Centro Médico Puerta de Hierro Norte Boulevard Puerta de Hierro #5150
Planta baja, Torre A.
Zapopan, Jalisco. CP 45116

Centro Médico Puerta de Hierro Sur Piso 10, consultorio 103.
Av. Adolfo López Mateos #1401 Col. Las Amapas, C.P. 45647
Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, México.

Contacto Administrativo: info@cemer.mx Contacto Médico: drlibrado@cemer.mx
drjuanluis@cemer.mx Teléfono de consultorio: 3315222000
3316558014 Urgencias: Dr. Librado de la Torre Campos (044) 3338083571 Dr. Juan Luis Contreras Rodríguez (044) 3338937616